La higiene postural tiene como objetivo mantener la correcta posición del cuerpo, en quietud o en movimiento y así evitar posibles lesiones aprendiendo a proteger principalmente la columna vertebral, al realizar las actividades diarias, evitando que se presenten dolores y disminuyendo el riesgo de lesiones.

Se trata de realizar los esfuerzos de la vida cotidiana de la manera más adecuada y adoptar posturas correctas para evitar padecer lesiones y dolores de espalda.

Para quienes ya padecen dolor de espalda es muy importante saber como realizar esfuerzos para mejorar su autonomía y mejorar su actividad.

Una mala higiene postural puede ocasionarnos dolores en las articulaciones y en los músculos además de afectar nuestro rendimiento diario.

Prestando atención a la importancia de la higiene postural es más fácil tener conciencia de las acciones que pueden ser negativas, e incluso lesivas, y cuales pueden ser las adecuadas.

Realizar una actividad física de manera poco adecuada y mantener una mala postura puede provocar lesiones y dolores en articulaciones y músculos. Existen estudios científicos que demuestran que una misma postura puede aumentar o disminuir la carga que sufre el disco intervertebral.

Higiene postural, recomendaciones

  • Evitar estar en una misma postura durante periodos largos.
  • Pensar en los movimientos a realizar, no realizar movimientos bruscos y evitar las prisas.
  • Acostarse boca arriba o ligeramente de costado.
  • Al estar sentado apoyar los pies en el suelo y mantener las rodillas al mismo nivel que las caderas.
  • La silla debe sujetar la espalda en la misma postura que está la espalda al estar de pie.
  • Al levantar pesos deberemos agacharnos flexionando las rodillas con la espalda recta y la cabeza levantada, los dos pies ligeramente separados y cerca del peso que queramos cargar.
  • Mejor andar que estar de pie sin movernos del sitio.
  • Evitar los zapatos de tacón alto si debemos estar de pie mucho tiempo o caminando.
Higiene Postural

La BackMitra te ayuda a tomar conciencia de tu espalda, una parte del cuerpo con la que solemos estar poco conectados. Generalmente, la recordamos solo cuando aparece el dolor y la tensión acumulada.

Es importante aprender a protegernos y adoptar posturas adecuadas durante nuestras actividades diarias para que sean lo más correctas posibles. No esperes a sentir dolor para utilizar BackMitra.

*El uso de la BackMitra no sustituye ningún tratamiento médico o terapia. Te recomendamos que consultes a tu médico u otro profesional de la salud antes de emprender cualquier tipo de ejercicio para asegurarse de que es seguro y apropiado para ti.

¿Quieres una BackMitra?

COMPRAR BACKMITRA